DESCRIPCIÓN

El clásico y favorito de los buscadores de tesoros. Consta de un hilo de suspensión para hacer el ajuste y la parte metálica en forma de cono con una cavidad para colocar sus dos testigos (una pieza de oro y una pieza de plata). Se pueden detectar objetos a una distancia aproximada de 250 metros y una profundidad de hasta 25 metros dependiendo del tamaño del objeto y la sensibilidad del operador. Identifica exclusivamente oro y plata. Permite localizar con facilidad en cualquier tipo de construcción sin necesidad de penetrar en ellas.

*Promociones y precios sujetos a cambios sin previo aviso. Precios en pesos mexicanos. No incluyen I.V.A.